[wpdreams_ajaxsearchpro id=4] 

 

¿Cuáles son las principales diferencias entre los exámenes IELTS y TOEFL?

 

Cuando estamos buscando una beca para estudiar en el extranjero, una gran parte de las opciones existentes implicarán que la formación no se va a realizar en español. Un cierto nivel de dominio del idioma inglés suele ser un requisito indispensable para poder obtener una beca. Esto es obvio cuando uno quiere estudiar en un país anglosajón, como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá o Australia, pero también en otros países. Cada vez más universidades ofrecen programas de estudio (sobre todo posgrados) en inglés. ¿Cuánta gente conoces que hable finlandés o sueco? Sin embargo, muchas universidades de estos países ofrecen programas académicos en inglés para atraer estudiantes internacionales, y muchos de ellos también ofrecen becas.

Una vez tenemos claro que un conocimiento avanzado del idioma inglés nos puede dar una ventaja a la hora de obtener una beca, llega la hora de demostrar lo que sabemos. Muchas instituciones piden, como requisito de ingreso a sus programas de estudio (y también como requisito para poder solicitar una beca), tener cierto nivel de inglés. Y para demostrarlo, la forma más común es solicitar una puntuación específica en alguna prueba de conocimientos del idioma inglés que sea ampliamente reconocida a nivel internacional, y que normalmente es realizada por una institución independiente, especializada en este tipo de pruebas.

Y seguramente habrás oído hablar de las dos más conocidas:

  • TOEFL, o Test of English as a Foreign Language
  • IELTS, International English Language Testing System

Hoy te vamos a hablar un poco de ambas pruebas, para que puedas conocerlas, compararlas y, lo más interesante, en caso de que puedas elegir entre una u otra, que puedas decidir cuál de las dos te conviene más realizar.

El primer paso, obviamente, es saber qué prueba es la que está pidiendo la universidad o institución a la que quieres aplicar, así como la calificación mínima requerida.

Si una institución acepta ambas pruebas, podría suceder que el requisito de calificación sea menor en una que en la otra. Y esto podría ser la diferencia entre ser seleccionado o no serlo.

También es importante saber que el TOEFL es la prueba predominante en Estados Unidos, mientras que el IELTS tiene mayor aceptación en el resto del mundo.

El examen del TOEFL se realiza íntegramente por internet, a través de una computadora, en un centro autorizado para aplicar los exámenes. El proceso de registro puede realizarse a través del sitio web toefl.org. La calificación que puede obtenerse varía entre el 0 y el 120, siendo 61 la calificación aprobatoria. Pero hay que considerar que el requisito mínimo de inglés establecido por las universidades suele ser mayor, en algunos casos superior a 90 o 100 en las de más prestigio.

En el caso del IELTS, el examen también se realiza en un centro autorizado. El registro se hace en línea y el puntaje sigue una escala de 0 a 9 puntos, con una calificación mínima para aprobar de 6. Como en el caso del TOEFL, también aquí la puntuación requerida por la universidad puede ser mayor, incluso de 8.

Además, hay dos modalidades: “Academic”, pensado para estudiantes que van a realizar un proceso de admisión al nivel de pregrado y/o postgrado (maestría y doctorado) en universidades, o “General Training” para aspirantes a realizar programas de formación profesional, de nivel bachillerato o para inmigrar.

Ambos test evalúan las llamadas “cuatro habilidades” del idioma: Reading, listening, writing y speaking, pero no lo hacen de la misma forma.

¿Cuáles son las principales diferencias entre ambas pruebas?

 

READING

En el caso del TOEFL, los textos tienen un enfoque más académico. El vocabulario siempre se muestra en su contexto, lo que facilita su comprensión. No es un examen fácil, pero se puede preparar en menos tiempo que el IELTS.

En el IELTS se requiere un buen nivel de comprensión y vocabulario, pero también de gramática. Es importante comprender la intención del autor del texto, lo que lo hace un examen más exigente y menos predecible.

 

LISTENING

El TOEFL se desarrolla en inglés americano, en situaciones relacionadas con el entorno académico, bien situaciones generales del campus, bien materias concretas. Por lo general, es una prueba menos activa, en un formato de opción múltiple (tipo test) de una pregunta y cuatro posibles respuestas. Es un formato muy estandarizado y predecible, lo que permite obtener mejores calificaciones si se practica adecuadamente.

En el IELTS, el inglés es principalmente británico, aunque puede haber más variedad de acentos. Las preguntas y el vocabulario no requieren conocimientos muy avanzados o específicos, aunque se incluyen diferentes niveles de dificultad.

Esta parte del examen tiene cuatro secciones con ejercicios de completar los espacios en blanco o preguntas de opción múltiple. A diferencia del TOEFL, algunas respuestas requieren conocimientos previos que no se pueden inferir de las preguntas, por lo que es necesario estudiar para esta parte.

WRITING

El TOEFL consta de dos ensayos. En el primero de ellos se proporciona un texto breve que se complementa con un audio. Las preguntas se refieren a ambos, y solamente preguntan por cosas que aparecen en alguno de los dos formatos. No se pide la opinión del alumno. Se valora que el ensayo sea muy claro y esté bien estructurado, por lo que ayuda conocer algunos modelos a seguir.

El segundo ensayo pide que se exprese la opinión propia sobre un tema, aunque lo que se califica es la coherencia del texto y la organización de las ideas en el mismo.

También el IELTS consta de dos ensayos. En el primero, de 20 minutos, se pide interpretar unos datos que nos facilitan previamente. Aquí es crítico utilizar bien los comparativos y tener un vocabulario adecuado, especialmente los verbos.

El otro ensayo plantea un tema del que nos pide nuestro punto de vista. La calificación considera sobre todo la profundidad y capacidad de convencimiento del texto, a desarrollar en 40 minutos.

En ambos exámenes, TOEFL y IELTS, es crucial desarrollar un texto claro, expresado con buena gramática. El TOEFL exige más en la organización de las ideas, mientras que el IELTS hace más hincapié en el contenido en sí mismo.

 

SPEAKING

En la parte oral del examen es donde las diferencias son mayores. En el TOEFL, la entrevista se realiza a través de la computadora, pero sin interacción humana. El sistema graba las respuestas, que serán evaluadas posteriormente.

Mejora la puntuación el uso de comparativos, elementos discursivos, lenguaje más formal y estructuras gramaticales avanzadas.

En el IELTS hay una prueba oral con un entrevistador que te hará preguntas generales, como qué haces en tu tiempo libre, si estudias o trabajas, a qué sitios te gusta ir y por qué realizas ciertas actividades. El entrevistador te irá guiando mediante preguntas específicas para ver el uso que haces de los tiempos verbales y las estructuras gramaticales. Es más fácil que el TOEFL al interactuar directamente con el entrevistador.

Conclusión

 

Haciendo un balance entre ambas, el TOEFL es una prueba muy estandarizada, lo que facilita más la preparación del examen. El IELTS requiere de una base muy sólida en las cuatro habilidades.

En el caso de tener menos conocimientos del idioma, el TOEFL se puede preparar en menos tiempo.

Aunque la clave es conocer bien la estructura de las pruebas y practicar específicamente para cada una. Saber inglés no es suficiente. Se necesita estudiar para los exámenes.

Y a la hora de hacerlo, ayuda en gran medida no hacerlo solo. Contar con profesionales que te guíen en la preparación de los exámenes puede hacer toda la diferencia. Si no sabes por dónde empezar, Skyeng te ofrece un programa de preparación específica para IELTS y TOEFL, aunque no es lo único. Cuentan con clases en línea, app móvil, profesores particulares y un club de conversación que te harán más fácil conocer y practicar el idioma inglés, hasta dominarlo.

Si no quieres que el inglés te impida ser aceptado en una universidad, u obtener una beca para estudiar en el extranjero, te sugerimos que empieces a prepararte ya, y aumentes las posibilidades de hacer realidad tus metas.

Conoce aquí todas las becas para estudiar en Estados Unidos o Reino Unido que hay en nuestro sitio: 

Share This